Qalerallit: ¿hasta siempre? (Groenlandia)

Siete horas de la vida de un glaciar: Qalerallit (Groenlandia)
agosto 23, 2014
Islas verdes en medio del mar (Islandia)
agosto 23, 2014
Aurora Fletanes 02 Logo copia

Sí, el glaciar es un buen amigo. Nos volvió a prestar su casa, la colosal ventana al cielo. El estallido de la primera noche (21 de agosto) fue uno de esos regalos astronómicos que jamás podremos olvidar. Por cierto, esta misma mañana, Miguel Herraiz Sarachaga, nos trasladaba sus primeras pesquisas sobre el origen del pico de actividad al que asistimos: “Puedo confirmar que en esta segunda mitad de agosto la magnetosfera ha estado muy agitada y que el 21 a las 13:19 hubo una fulguración M3.4 desde el limbo del sol que pudo afectar la ionosfera. Sin embargo, no pudo ser responsable de vuestra observación porque los tiempos no cuadran. Consuelo Cid, de la Universidad de Alcalá de Henares, me ha comentado que el 19 hubo un importante filamento en el centro del sol, sin grandes fulguraciones asociadas, que sí pudo ser responsable de la perturbación que dio lugar a las auroras. El mismo día 21 (hacia la 1 UTC)  hubo un cambio rápido de 300 nT en el observatorio Mawson de la Antártida lo que pone de manifiesto un importante impacto en el campo geomagnético observado en la superficie. El efecto de los grandes filamentos sobre el viento solar está muy discutido, pero Consuelo señala que sí que pudo ser la causa inicial del fenómeno”. Gracias al profesor Herraiz, nuestro experto “corresponsal” en el Sol.

DSC02825 copia

DSC02829 copia

Una plataforma de granito es el embarque natural de Fletanes. El pequeño acantilado tiene ya una edad: sus años geológicos se cuentan por miles. Tres geólogos describen la remota historia de Groenlandia. Un buen lugar, sin duda, para hacer balance (Isabel Paz)

Las “cadenas humanas” permiten embarcar equipajes, repartir la carga y echar una mano a los guías. Nuestros medios técnicos – captura de imagen y satélites- requieren esfuerzo y cuidado. En las resbaladizas piedras de Fletanes, hace tres años, una maleta con material fotográfico acabó en las frías aguas.

 

 

El viaje entre fiordos de regreso a Qassiarsuk, nos devuelve a Narsaq. El pequeño enclave pesquero está tranquilo. Desde el agua se aprecia la “Gran Montaña” que parece abrazar la ciudad. Si la naturaleza tuviera gobierno, seguramente habría elegido esa inmensa roca como sede permanente. Desde aquí tomaría decisiones planetarias…

Narsak 01 GrandePequeña

Los ojos de los habitantes de Narsaq no pierden de vista su “Gran Montaña”. Hay proyectos para explotar sus recursos (David Hernández Ojados)

Dos meses después de la última expedición de SHELIOS/GLORIA a Groenlandia, en 2013, el parlamento groenlandés, daba luz verde a la explotación de uranio y tierras raras, por un sólo voto de diferencia. El ejecutivo autónomo presidido por Alga Hammond (socialdemócrata), ponía fin a varias décadas de prohibición de minería de materiales radiactivos. La primera ministra afirmaba en el diario local Sermitsiag  “No podemos vivir con el desempleo y el aumento del coste de la vida mientras nuestra economía se encuentra en un punto muerto. Por ello, es necesario que eliminemos la tolerancia cero hacia el uranio ahora”.

Hielo negro 02 GrandePequeña

Hielo negro “viajando” frente a la costa de Narsaq. Niebla y sombras sobre la mole de granito del pequeño puerto. Aquí viven 1700 personas pendientes del uranio y las tierras raras que pueden despejar sus vidas (David Hernández Ojados)

La antigua potencia colonial, Dinamarca, pese al Estatuto de Autonomía aprobado en 2009 para Groenlandia – la ampliación reconoce el derecho de autodeterminación y los futuros ingresos de su subsuelo- todavía tiene algo que decir en materia de explotaciones mineras. En enero de 2014, la Comisión de Expertos creada para evaluar la potencial riqueza minera de la isla, hacía público su informe. El proefesor de geología de la Universidad de Copenhague y Presidente del grupo investigador, Minik Rosing, declaraba” No hay nada que indique que los minerales puedan financiar la independencia económica de Groenlandia en los próximos años”. El dictamen, elaborado entre investigadores de las Universidades de Groenlandia y Dinamarca, señala que no puede haber independencia a medio plazo pese a los hipotéticos ingresos que obtendrá de sus recursos minerales. La inseguridad en los precios de las materias primas y las dificultades de transporte en un territorio con déficit en infraestructuras, escasísima mano de obra y duras condiciones climáticas hacen inviable la gran apuesta independentista del actual gobierno de Groenlandia. Minik Rosing es un viejo amigo de SHELIOS. En el año 2000 y a raíz de la publicación de su investigación sobre los primeros restos de fósiles de seres vivos (3800 Millones de años) descubiertos en Isúa, nos concendió una entrevista para el programa de TVE, 2.mil. SHELIOS, inauguró milenio con la observación de Auroras Boreales en esta isla de hielo. Fué el primer viaje a Groenlandia.

Jóven Inuit GrandePequeña

Una joven inuit analiza el futuro de Narsaq, la ciudad en la que vive todo el año. Independencia, explotación de recursos naturales, “avalancha” de mano de obra china, son algunos de los temas de su conversación con el expedicionarios de SHELIS/GLORIA/RURA DE LAS ESTRELLAS /David Hernández Ojados)
Piel de foca GrandePequeña
Mientras cruzábamos la pasarela de madera del puerto de Narsaq, nos fijamos en una piel de foca flotando, atada por un cabo. Por el tamaño, correspondía a un ejemplar infantil. El sistema, nos contaron, permite una limpieza rápida y segura; es una “lavadora” natural(David Hernández Ojados)

Piedra Sangre GrandePequeña

Unos metros más allá, una piedra con restos de sangre de foca. La utilizan los habitantes de Narsaq para el despiece de estos mamíferos marinos (David Hernández Ojados)
davidDavid Hernández Ojados, mirada siempre atenta y sensible. Todos captamos la “imagen” que va más allá de su cámara: la proyección humana (Isabel Paz)

trayecto

 Qalerallit-Qasiarsuk, algo mas de dos horas y media de navegación. Con la parada obligatoria para reposaje, en Narsaq, unas cinco horas en total. Cuando recorres este trayecto, piensas en el nombre que tiene la isla, “país verde” y en su autor: Erik el Rojo, probablemente precursor del marketing, allá por el año 986. Se le ocurrió a él, prófugo de la justicia islandesa, lo del “verde” para captar compratiotas. Erik estaba necesitado de voluntarios dispuestos a establecerse en Greenland. Lo consiguió.

En Qassiarsuk, está el Leif Eriksson Hostel, cuartel general del explorador Ramón Larramendi. Desde aquí, hicimos las primeras pruebas para la conexión en directo, programada para las once de la noche, hora local. Los estudiantes de la Ruta de las Estrellas, iniciaron su viaje a pié hacia la granja de Tasiusag. Pese a la alta actividad auroral, las condiciones meteorológicas nos impideron ver auroras, en Groenlandia, durante la media hora de nuestro programa. Los compañeros en Islandia – centro emisor – intentaron salvar el directo. Urko Serrano, coordinador de las retransmisiones, de Systemagic, en el control de realización.

 

Comments are closed.

Translate »