Entre glaciares

Tres elementos rigen la vida de Islandia:el agua, la tierra volcánica y el fuego de su interior.

Glaciar de Eyjafallajökul cubriendo el volcán de Eyjafjalla.

Hoy, adentrándonos en Pórsmök, el bosque de Thor llegamos al valle de los tres glaciares: Tindfjallajökun, Eyjafjallajökull y Myrdalsjókull, claro ejemplo de esos elementos que conforman la vida de esta isla.

Glaciar de Mydalsjökull

En medio de este valle alimentado por los ríos Markarfjót y el Holtsá resulta difícil no sentirte un pequeño elemento teatral de la magnificencia del entorno.

Un valle, dos ríos y tres glaciares. El poder del volcán que estalla, el Eyjafjalla. La nieve y el barro que inundan las tierras del valle. La ceniza que escupe y colapsa la vida ajetreada de los humanos.

A pesar de la distancia, a pesar de sentir el aislamiento del entorno, los volcanes erupcionan y se convierten en protagonistas involuntarios.

Fuego que derrite la nieve. Nieve que se convierte en agua. Agua que discurre plácidamente hasta caer por profundas cataratas.

Como las de Seljalandsfoss y Gljúfurárfoss.

Cascada de Seljalandsfoss

Belleza que alimenta nuestros sentidos.

Cascada de Gljúfurárfoss

 

Etiquetas:,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Translate »