DE TIERRAS MERIDIONALES AL FRÍO SEPTENTRIONAL

ATRACCIÓN SOLAR, EL ECLIPSE
marzo 3, 2016
113 kilómetros de oscuridad
agosto 17, 2017

Auroras Boreales, agosto de 2016. Islandia. Volvemos al Ártico. Para SHELIOS, será la sexta vez que viajará al Ártico para observar uno de los fenómenos más espectaculares que podemos vivir cerca de los Polos.


Hay una pregunta que siempre guía al hombre y es la búsqueda de aquello que desconoce, aquello que le resulta diferente. De las tierras que por lejanas entran en nuestro ideario de la imaginación. De las tierras incógnitas. De los seres que por desconocidos nos resultan fantásticos.
En esa aventura que resulta salir de nuestra tierra, de nuestra propia seguridad y en el intento de descubrir nuevos mundos, a veces, parece que entramos en un círculo que nos retrae a nuestros orígenes.


Cuando, como nosotros, parte del grupo procedente de las tierras meridionales de las Islas Canarias, la tierra que alimenta el corazón de los norteños en los inviernos se mueve hacia septentrión en busca de las luces nocturnas: las auroras boreales.


Y en ese camino descubrimos que la madre tierra, la madre volcánica la que se observa en las islas canarias con sus fallas, formaciones basálticas, malpaís aparece reflejada en Islandia.


Islas atlánticas, vértices volcánicos con orígenes similares, extremos de un mismo círculo; del calor, la laurisilva, el desierto, las leyendas a los glaciares, las cascadas heladas y a los mantos verdes que cubren las mismas rocas.


En ese descubrir aparecen imágenes que impresionan el alma: Svartifoss la “Catarata negra” un salto de agua procedente del glaciar Vanatjokull que atraviesa columnas basálticas poligonales de color negro intensificadas por la humedad. Conjunto arquitectónico natural enmarcado en un entorno agreste, verde casi como de cuento. Estructuras que asemejan a un órgano.


Bajo una lluvia fina y fría cerramos los ojos y parece como si el olor a humedad te llevara a reconocer ese paisaje en imágenes de nuestra retina. De repente, estamos en el mar balanceándonos oyendo aves marinas y observando los órganos de la isla de La Gomera. El frío desaparece, volvemos a casa.

img_2501

 

 

 

Comments are closed.

Translate »